Skip to content

Selva de Bacalar

septiembre,2010

En medio de la laguna de los siete colores hay un parque para disfrutar del paisaje por tierra, agua y aire.

Puedes ver perfectamente el vuelo de las guacamayas rojas y el salto de los monos araña sobre los árboles de la selva de Bacalar. Estás parado en una plataforma de 30 metros de altura. Es la salida del canopy, un circuito de cinco tirolesas que van de 185 hasta 850 metros de longitud en el parque BioMaya.

Para trasladarse de torre a torre se camina por varios senderos interpretativos. Así se aprende un poco sobre la flora y fauna de la selva.

La última tirolesa está al pie de la laguna. Al descender hay que tomar una cámara de neumático y adentrarse en la laguna hasta que el agua cubra las rodillas.

Debes impulsarte fuerte para sentarte en el salvavidas y así empezar un senderismo acuático (tubing). Mientras navegas puedes ver aves migratorias.

Los habitantes de Bacalar dicen que sólo la gente de buen corazón puede ver a los animales de la selva. Hay que estar atentos y abrir bien los ojos para buscar algo de fauna entre los canales cubiertos de manglares.Este paseo acuático dura media hora.

Ahora hay que poner de nuevo los pies en la tierra y emprender una caminata hacía las “bromelias ” y “las huellas”. El primero es un sendero de orquídeas.Existen más de 10 especies.
Aprendes los cuidados que se le debe dar a cada una. También conoces las plantas de donde se extrae la vainilla.

Finalmente se llega al camino por donde andan los jaguares.

Es difícil pero no imposible encontrarse con uno, aunque éste a 20 metros de distancia. Lo que si está garantizado es pisar sus huellas que van dejando en su andar. Mientras el grupo le sigue el rastro, parte del staff se encarga de contar algunas leyendas y costumbres de una familia maya.

Al final de la travesía tienes que subirte a un camioncito chiclero de los años 40 que te lleva a la recepción. Cuando está a la mitad del trayecto se detiene y apaga el motor para que puedas escuchar el aullido de los monos saraguatos.

Como todo parque la visita no puede estar completa sin visitar la tiendita de los souvenirs. Bajo una palapa hay playeras, gorras o peluches, y otro local para comprar algunas fotos porque está prohibido llevar cámara fotográfica ya que el staff no se hace responsable si ésta sufre algún daño durante el canopy o el senderismo acuático.

El camioncito toca el claxon. Está anunciando que debes subir de nuevo y emprender un trayecto de 10 minutos más para llegar a la salida.

¿DÓNDE QUEDA?
El parque se encuentra sobre la carretera federal Chetumal-Cancún en el kilómetro 32.5. La agencia Villa Manatí ofrece transportación desde Chetumal o Cancún hasta el parque.

El costo del viaje redondo es de 100 pesos por persona.

Tel: 01 (983) 129 32 04

II EL PAQUETE
Adultos, 860 pesos; niños, 760.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: