Skip to content

Museo de Conchas y Caracolas en Mazatlán!

marzo,2010

En la denominada Zona Dorada, al noroeste de la ciudad de Mazatlán, fue inaugurado en noviembre de 1979 el Museo de las Conchas Marinas. Este espacio único en su género en el estado de Sinaloa es considerado una ventana al mar y a sus riquezas.

Aquí es posible admirar una espléndida colección de conchas y caracoles de todas formas, tamaños y colores, así como adquirir hermosas artesanías elaboradas principalmente a base de estos productos marinos procedentes de distintas partes de nuestro país.

La construcción que alberga el museo consta de dos niveles rodeados de grandes ventanales. En el primer piso se exhiben y ofrecen a la venta gran variedad de artesanías sinaloenses. Infinidad de formas y diversos decorados nos muestran las múltiples facetas de los artistas, en su mayoría sinaloenses, que emplean materia prima proveniente del mar para crear atractivos artículos.

En el segundo piso se muestran algunos huesos parte del esqueleto de una ballena. Todo complementado en un escenario marino a base de corales. Otro atractivo de la planta alta es que cuenta con una sorprendente fuente circular, decorada totalmente con figuras y adornos a base de conchas y caracoles que ambientan el lugar, mientras una sutil cortina constante de agua forma la caída de agua de múltiples colores. La realización de esta obra requirió cuatro años de arduos trabajos.

El museo fue concebido para montar una excelente muestra privada de la más variada y extensa colección de conchas y caracoles conocida en Sinaloa, conformada por gran variedad de especies marinas, algunas de ellas muy raras.

En varios armarios destacan piezas únicas como los espinosos murex, espiralados nautilus, relucientes olivas, alargadas fasciolarias, nacarados abulones haliotis, rosados stronbus y decenas de conchas de espinosas o acanaladas valvas de colores pastel, que crean un conjunto enorme y valioso de piezas procedentes de los mares de todo el mundo.

Además, en esta parte del museo hay siete peceras decoradas minuciosamente. Son el hábitat de peces integrantes de la fauna regional. Todo lo que se exhibe en este nivel y la amplia colección de caracoles que se ha ido multiplicando con el transcurso del tiempo fue traída a Mazatlán hace más de dos décadas. En general, se trata de un museo acorde con este destino turístico de playa, un lugar rico en historia y con muchas posibilidades de diversión y esparcimiento.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: